Cabecera de la web


  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Instagram
  • LinkedIn
  • QuieroLeer
  • Contacto
  • Rss
  • YouTube
  • Manuscritos

Entrevista a Carlos Torres, autor de 'El inversor afortunado'

Entrevista a Carlos Torres, autor de 'El inversor afortunado'

Carlos Torres nos responde unas preguntas sobre su última obra, El inversor afortunado, en el que se pueden seguir las mejores estrategias para poner a la suerte a nuestro favor.Carlos Torres nos responde unas preguntas sobre su última obra, El inversor afortunado, en la que se pueden seguir las mejores estrategias para poner a la suerte a nuestro favor:

¿Cuál es el factor más importante para ser un inversor afortunado?

Ser consciente de que la suerte empieza desde el momento en que tomas una decisión. No se trata de “probar suerte“ sino de tomar decisiones que tienen una elevada probabilidad de resultar acertadas. Para ello es necesario que el inversor centre su atención en la probabilidad de ganar, más que en el premio.


¿Qué estrategias enseñas para poner la suerte a nuestro favor?

La diversificación por activos pero también la diversificación temporal. Hay una tendencia a concentrar el dinero en muy pocos activos y a hacerlo en los momentos de euforia. Esto limita de forma extraordinaria las posibilidades de éxito.

Una vez has diversificado del modo descrito es necesario concentrarse en activos de calidad, pues es más probable que las cosas te vayan bien si compras lo bueno que si compras lo malo.

Considerar la incertidumbre como tu mejor aliada, en vez de temerla, porque es el factor que permite obtener rentabilidades excepcionales.

Aprovechar la asimetría positiva, es decir, el hecho de que el potencial de las cosas positivas es mucho mayor al de las cosas negativas. De este modo, los aciertos eclipsan a los errores. Cuando entiendes este concepto, dejas de obsesionarte con la probabilidad de equivocarte, que es tal vez el principal freno para invertir con éxito.

Tener unas pautas que te permitan invertir sin estrés. Es muy importante para que en los momentos de incertidumbre las emociones no te traicionen.


¿Qué mitos desmientes sobre la inversión?

Que haya que dar prioridad a la seguridad y al rendimiento. La prioridad de un inversor siempre debería ser la calidad.

Que seguir lo que hacen los grandes inversores e imitarles dé buen resultado. Aporto pruebas en contra de esa idea.

Que haya que arriesgar más para ganar más. Es una verdad a medias, pues los activos más rentables son los que tienen un riesgo moderado.

Que sea necesario anticiparse al futuro. Con un sencillo ejemplo, demuestro que un inversor “omnisciente“ obtendría una ventaja inferior a la que cabría esperar.

Que invertir sea algo estresante.

 
¿Cuáles son los mayores peligros a la hora de invertir?

Enfocarse en el premio en vez de en la probabilidad de ganar, porque en tal caso la tendencia es a comprar activos especulativos. En la mayoría de años, algunos de los activos que más suben son de alto riesgo, y esto es algo que tiene mucha visibilidad. Pero lo que los inversores no solemos ver es que la probabilidad de que un activo de alto riesgo, de entre los muchos que hay, sea ganador es muy baja. Por la ley de los grandes números, es normal que algunos de esos activos sean ganadores pero la probabilidad de que precisamente los que tú tienes sean ganadores es muy baja.

Aunque parezca contradictorio, temer la incertidumbre y buscar la seguridad por encima de todo es peligroso porque un día u otro acabarás por comprar un producto diseñado para que parezca seguro. Hemos visto muchos casos en que se han vendido productos de altísimo riesgo a inversores muy conservadores con el reclamo de la seguridad.

Centrar la atención en los precios más que en la calidad porque ello te puede llevar a comprar “oportunidades“ o “gangas“, lo que no suele ser una decisión afortunada.

Dar excesiva importancia al rendimiento de una inversión. Como dijo un inversor, “se ha perdido más dinero en busca de rendimiento que a punta de pistola.“

Hacer demasiadas operaciones, incluso aunque tengas una elevada tasa de éxito, tal como demuestro con un ejemplo. Más que un peligro, diría que es una situación frustrante porque no produce los resultados que uno esperaría obtener.

Volver...
Compartir:
FacebookTwitterGoogle

Aviso legal | © Copyright 2014 EDICIONES URANO | Plaza de los Reyes Magos, 8. 1º C. 28007 Madrid - España

A papiro company